¡Vaya equipazo, ¿no?!

Este fin de semana, el palacio de congresos de Sevilla ha sido el escenario de nuestro sueño hecho realidad. Ver a tantísimos de vosotros probando nuestra alfa, dándonos feedback con todo el respeto del mundo y un buen rollo incalculable, hizo que sintiéramos aquella implicación tan humana como si formaseis parte de nuestra propia familia.

Chicas y chicos, desde los más pequeños hasta los más creciditos. Pudimos ver a parejas dejando en ridículo a su compañero/a en el torneo, e incluso padres y madres disfrutando del bueno de Spike. Para nosotros todo esto es nuevo y vivimos el evento desde dentro por primera vez. No todo fueron las entrevistas, o conocer perfiles de influencers. Para nosotros, todo eso fue igual de importante que aquel niño pequeño que llegaba y se hacía con nuestro corazón cuando nos decía “¿puedo jugar?” con una mirada llena de ganas, o que nos trajeran un bizcocho nada más llegar al evento acompañado de un “¡Hey, os sigo en instagram!”. Ver cómo la gente que nos apoya eroga verdadera ilusión, queriendo aportar su más sincera opinión y participando con nosotros. Eso fue, sin duda, lo mejor de todo.

Todos/as hicisteis grande nuestra experiencia. Desde aquella chica que se acercó al stand y nos dijo “Me mola vuestro juego…. ¿cojo flyers y luego me dáis galletas?” hasta los padres y madres que nos hacían saber que el contenido era adecuado para sus hijos. Y, bueno, cuando llegaban algunos diseñadores y nos soltaban un “¡Esto es la leche! ¿Quién lo ha hecho?” podéis imaginar cómo teníamos el pecho. Casi teníamos que habernos llevado un desfibrilador portátil.

Quizás para vosotros sea una locura creerlo, pero después de la paliza de este fin de semana, las líneas que escribimos aquí no sólo tienen letras y palabras bonitas. De verdad que cargan con la emoción de un equipo ilusionado y más que satisfecho.

Isaac Newton se subió a hombros de gigantes para poder ver más allá que los demás. Nuestros gigantes sois vosotros. Sois vosotros los que nos hacéis seguir luchando y, lo más importante, soñando.

Aquí termina nuestro primer Gamingfest 2017 y queríamos dedicarle un agradecimiento muy especial a Mauri, Enrique y Andrés por todos los consejos que nos han dado, las risas que nos hemos echado y por estos tres días que hemos compartido. Gracias por habernos dejado ser compañeros vuestros y  enseñarnos que, con esfuerzo y siendo fiel a uno mismo, se puede llegar muy lejos. «Ser un penitente no es un castigo, solo la gloria de aquellos capaces de alzarse por encima de la discordia».